lunes, 26 de septiembre de 2011

Efecto mariposa

Extraño efecto mariposa, que me lleva y me trae sin saber aún a donde. Me dejo arrastrar sin pensar demasiado; quizás me lleve a tus brazos.
Locura de días y noches que se suceden sin apenas descanso, sin un segundo para respirar. Mil mundos se suceden en apenas segundos. Esperando que suceda lo que tanto llevo esperando, cruzo los dedos, cierro los ojos y me sumerjo de cabeza en este extraño mar.
No recuerdo ya lo que fui, han pasado siglos desde la última vez que me vi en el espejo del pasado. Soy un una sombra, un sueño, una nada que se funde en un rincón. Puede que todo cambie mañana, puede que acabe como un mero espectador. O en medio de algo que no puedo controlar. Hay veces que es mejor no pensar, solo dejarse guiar por lo que te arrastra sin parar.
Y quién sabe como podré terminar...





Mi único
más secreto deseo.
Sentirme de verdad querida.
No temer mostrar mi alma,
que las palabras no abrieran mis heridas.
Cada noche poder regalar
todo el calor
que dentro me ardía.
Ser el guardián
en la torre vigía
guardando
a la hora bruja
las almas puras....
Que no la mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada