viernes, 23 de septiembre de 2011

Perderme en ti

Corre por mis venas, no lo puedo evitar. Esta deseando salir, cada vez que apareces, vuelve a surgir.
Es un demonio, es mi naturaleza. Es parte de mi.
No te alejes, nena, vuelve a mi. Quiero perderme otra vez entre tus brazos, arrancarte a besos los labios y olvidar el mundo por ti.
Es la locura, es pasión, no quiero parar. No quiero volver a estar sin ti. Necesito tenerte esta noche, volver a recorrerte con mis labios, piel contra piel hasta que el mundo se acabe otra vez. No sabrás nunca, nena, cuantas noches pensé en ti, cuantas noches quise tenerte aquí. Recordando cuando me fui a dormir con el olor de tu piel sobre mi. Y soñé que te tenia una y otra vez, persiguiendo los labios por tu piel, huyendo del tiempo hasta el amanecer.
Dame el veneno de tus labios, contágiame otra vez. No quiero escapar, no quiero huir, quiero perderme hasta morir.





Déjame que me pierda esta noche
entre tu piel y tu alma
déjame entrar
y abrigarme entre tus alas.
Que yo no sabía que existían
Ángeles ocultos entre las tinieblas.
Sangre y misterio,
dulzura y fuego,
avivando mucho más que un deseo.
Ángel
Arcángel
mundos paralelos
de luces y sombras
que contemplo navegando entre tus sueños
y despierto en tus ojos
que me llaman sin nombre.
Raudo, veloz
arde el corazón
Ángel.
Demonio,
quizás no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada